Saltar al contenido

El gran Santuario Izumo Taisha

El Santuario Izumo Taisha está considerado como uno de los santuarios representantes de la religión sintoísta más antiguos de Japón. Aunque no haya quedado registro alguno de cuando fue su construcción hay textos antiguos que relatan su existencia cerca del año 700.

El santuario que vemos en la actualidad fue reconstruido allá por el año 1744 y aguarda a la deidad Okuninushi (literalmente, el gran maestro de la tierra), considerado como el dios creador de Japón, del amor y del matrimonio. Dada la suprema importancia de esta deidad, se dice que cada año cerca de 8 millones de dioses sintoístas de todo Japón, se reúnen en Izumo Taisha una semana del mes de noviembre, dejando al país sin dioses.

Al visitar este hermoso santuario tendremos que pasar un arco Torii hecho con cedros milenarios y pasar a través de un sendero flanqueado por árboles con más de 400 años de antigüedad. Se dice que no se debe caminar por el centro del sendero, ya que esta zona está exclusivamente reservada a los dioses.

Muchos de los visitantes que frecuentan Izumo Taisha se acercan hasta este famoso santuario con la intención de solicitar a la deidad Okuninushi, prosperidad en sus matrimonios o reencuentros con su amor soñado.

En el valle cercano a Izumo Taisha, El Valle Kojindani, se desenterraron cerca de 358 espadas de bronce y en las cercanas ruinas de Kamo Iwakura, el mayor escondite de campanas rituales de todos los tiempos. Por este motivo muchos de los mitos adquieren un toque de realidad que hacen que Izumo Taisha sea todo un misterio espiritual que merece mucho la pena visitar