Saltar al contenido

La Ruta de los Cristianos Ocultos de Nagasaki

En noviembre del año 2019 el Papa Francisco, visitó Japón y parte de los conocidos lugares que dan valor a este tour. En su paso por Japón, el Sumo Pontífice, visitó las ciudades de Hiroshima y Nagasaki para hacer un llamamiento a la paz y conmemorar a las víctimas de la guerra y a los llamados “Cristianos Ocultos de Nagasaki”.


Su historia merece ser contada

“Los sitios de los cristianos ocultos en la región de Nagasaki” han sido reconocidos por la UNESCO como patrimonio de la humanidad en julio de 2018. Este gran acontecimiento está haciendo que Nagasaki capture una vez más la atención del mundo. Desde el siglo XVI los misioneros católicos fueron muy activos, logrando consolidar comunidades católicas en la región.

En el siglo XVII y durante más de 2 siglos y medio el cristianismo fue una religión prohibida en Japón. Cualquier individuo que se arriesgara a practicarla era asesinado o entregado a las autoridades para ser ajusticiado.

El 5 de febrero de 1597, desde el castillo de Osaka, se llevó a cabo la orden por Hideyoshi Toyotomi, (soberano feudal de la época) de ejecutar bajo crucifixión a 26 cristianos, entre los que se encontraban tres menores de edad, cuatro españoles, un mexicano y un hindú. Se les cortó la oreja izquierda y se les hizo caminar una ruta de más de 700 kilómetros, desde Kyoto hasta el mismísimo Nagasaki, hasta llegar a la colina de Nishizaka, donde fueron lanceados como a Jesucristo.

A mediados del siglo XIX las comunidades católicas ocultas, volvieron a reunirse a la doctrina católica y construyeron iglesias en sus localidades, marcando así el fin del sistema clandestino religioso, conservado durante la prohibición.

“Los sitios de los cristianos ocultos en la región de Nagasaki”, son testimonio único de las historias de las personas y comunidades, que secretamente conservaron su fe en el cristianismo, generación tras generación por más de dos siglos y medio, durante una época en la que eran perseguidos.


Nagasaki

La prefectura de Nagasaki se encuentra en el suroeste de Japón, en la isla de Kyushu. Abrazada por montañas por un lado y bordeada del mar por el otro, la prefectura está rodeada por todos lados de belleza natural. Nagasaki también está llena de riquezas históricas, tradicionales y culturales. Históricamente, Nagasaki jugó un papel importante en las relaciones internacionales de Japón. 

El puerto de Nagasaki actuó de puente entre Japón y Asia continental durante siglos y sirvió como la única puerta de entrada al mundo occidental durante “Sakoku”, el largo período de aislamiento nacional de Japón. Una gran cantidad de cultura y conocimiento de Asia y Europa fluyó hacia y desde Japón a través de Nagasaki y contribuyó enormemente a la modernización del país. 

La historia de Nagasaki revela cómo la cultura tradicional japonesa coexistió y armonizó con diferentes culturas y ha sido protagonista de eventos trágicos, como la persecución de los cristianos y luego el bombardeo atómico en la Segunda Guerra Mundial, así como múltiples desastres naturales. A pesar de esto, la historia de Nagasaki muestra su fortaleza para superar y reconstruirse como uno de los destinos turísticos más interesantes y fascinantes de Japón.

Nagasaki, un destino fascinante que mezcla cultura, religión y naturaleza. Un lugar de descubrimiento sin fin.

El Tour

En nuestro tour recorreremos las aldeas, iglesias y territorios históricos donde vivieron y murieron los Cristianos Ocultos de Nagasaki. Saborearas las delicias gastronómicas de esta región y estarás acompañado en todo momento por nuestro guía especialista en tu propio idioma.

Para entender bien la historia de este tour, recomendamos leer la novela “Silencio” o ver la película homónima de Martin Scorsese.

Lugares que conocerás en este viaje

MUSEO AMAKUSA SHIRO

Amakusa Shiro, un niño de 15 años que curó solamente con sus manos desnudas, dolencias y enfermedades, motivo por el cual fue venerado y convertido en líder de la rebelión cristiana contra los señores feudales de la época. Este es su museo.

IGLESIA DE SAKITSU

Esta iglesia se encuentra en la bahía de Yokaku, en la antigüedad sólo era accesible por mar, motivo por el cual sus habitantes conservaron de forma totalmente clandestina su fe cristiana, celebrando incluso la Navidad

UNZEN JIGOKU

En este lugar fueron crucificados y abrasados vivos con las aguas volcánicas del lugar numerosos cristianos. El nombre de “Jigoku” traducido literalmente significa “Infierno”, motivo por el cual fue elegido para ajusticiar a los cristianos.

MONTE MYOKEN

Cerca de Unzen Jigoku, “infierno”, se encuentra el Monte Myoken, el cual muestra los primeros indicios de cada estación, dejando presente este lugar como una visita obligada, en la que tanto durante día como en la noche se disfruta de una magnífica y colorida experiencia encima de las nubes.

IGLESIA DE OURA

La construcción de la también llamada “Basílica de los 26 mártires”.Finalizada en 1864, motivo por el cual está considerada como la iglesia más antigua de todo el país, es uno de los monumentos más importantes del cristianismo en Japón.

COLINA NISHIZAKA

Aquí fueron crucificados y lanceados como a Jesucristo 26 mártires, que hoy en día están considerados santos por la Iglesia católica. Ubicado en esta misma colina encontramos uno de los museos más interesantes de la historia cristiana del país.

MUSEO DE LA BOMBA ATÓMICA

Parte de la historia católica está dentro del museo de la bomba atómica, el cual ha quedado como prueba de las atrocidades cometidas por la humanidad, así como el parque de la paz que es visitado por los escolares cada año para mostrar sus respetos a las víctimas, como prueba de lo contrario.

IGLESIA DE URAKAMI

Esta iglesia fue destruida casi en su totalidad por la bomba atómica. Se cuenta que entre los escombros una llamada de la virgen María llevó a un creyente directamente hacia la que hoy se conoce como la virgen sin ojos de Nagasaki.

ALDEA DE SHITSU

En esta aldea inaccesible por tierra en la antigüedad, podemos encontrar una bonita iglesia en lo alto y el pasar de la cultura católica, reflejado en una antigua fábrica de fideos y un pequeño museo con retales de la época.

OBSERVATORIO TENKAIHO

De camino a la Iglesia de San Francisco Javier nos encontramos con el llamado mar de las 99 islas, el cual se puede apreciar desde el observatorio Tenkaiho o navegando en un barco. Poder subir al mástil y disfrutar tanto de la brisa como de las vistas que nos ofrece esta travesía en barco, no tiene precio.

IGLESIA DE TABIRA

Esta preciosa iglesia es otro monumento que demuestra como el cristianismo logró superar la barrera de la prohibición católica. Junto a ella podemos ver un cementerio católico que demuestra la gran descendencia cristiana que vivió en Japón.

IGLESIA DE SAN FRANCISCO JAVIER

San Francisco Javier llegó a estas tierras con la intención de evangelizar al pueblo japonés. Esta iglesia fue construida en su memoria y como recuerdo de su paso por Hirado, lugar al cual llego para impartir la enseñanza católica.

El Itinerario

Día 1Aeropuerto Internacional de Kansai - Osaka
Día 2Osaka – Kumamoto – Amakusa
Día 3Amakusa – Shimabara – Unzen
Día 4Unzen – Nagasaki
Día 5Nagasaki – Sotome (Novela y Película Silencio) – Sasebo
Día 6Sasebo – Hirado- Hakata (Fukuoka)
Día 7Hakata (Fukuoka) ~ A tu aire